Los desayunos más raros del mundo

Los desayunos más raros del mundo

Estamos acostumbrados a levantarnos por la mañana y tomarnos un café, un vasito de leche o, por qué no, un zumo de naranja. Lo acompañamos de un dulce, un pequeño bocadillo, un par de tostadas o una pieza de fruta. Y en ocasiones especiales nos damos el gusto de comenzar el día con unos buenos churros con chocolate. Eso sí, ya no nos parece tan raro el típico desayuno inglés del que forman parte los huevos fritos o el beicon. Aunque quizá nosotros no nos animamos a probarlo porque nos parece demasiado... Leer artículo completo >>

0 comentarios